Crónica del concierto de LAMBCHOP en Zaragoza - 30 de Octubre de 2016 | El Mundo de Tulsa

Crónica del concierto de LAMBCHOP en Zaragoza - 30 de Octubre de 2016

Lambchop zaragoza

Crónica del concierto de LAMBCHOP en Zaragoza - 30 de Octubre de 2016

 

Como concierto inaugural del ciclo de otoño de Bombo y Platillo tuvimos la ocasión de poder escuchar al grupo norteamericano Lambchop.

Lambchop ha sido una de las bandas más brillantes y originales del country alternativo de los 90. Sus tres miembros originales, Kurt Wagner, el guitarrista Jim Watkins y el bajista Marc Trovillion, formaron en Nashville en 1986 el trío de indie rock Posterchild.

En 1992, ya con la presencia del guitarrista Bill Killibrew, el clarinetista Jonathan Marx, y el batería Steve Goodhue, editaron el single compartido "An Open Fresca+A Moist Towlette", y decidieron cambiar de nombre, adoptando por fin el definitivo de Lambchop.

A lo largo de dos décadas, la carrera de  Lambchop ha sido muy consistente. Incluso con sus diversos cambios de formación, nunca ha habido ninguna ruptura tumultuosa ni controversia alguna.

Cualquiera de sus 12 discos de estudio podría ser un favorito. Sin embargo, aunque cada uno de sus álbumes tiene un sonido inconfundible, no hay dos de ellos que suenen parecidos; del alt-country “Thriller” al lounge folk de “Is a Woman”.

Así, mientras que “FLOTUS”, el nuevo disco de la banda está bañado por el vocoder, mezclado con electrónica, no podemos decir que sea un shock. Ya ha habido precedentes.

Foto: Pedro Anguila
 Para este concierto sólo había tres miembros del grupo: Wagner, el bajista y el pianista. Esto dotó a la sala de un ambiente más intimista. En estos ciclos de Bombo y Platillo suelen colocar mesas y sillas haciendo más cómodos los conciertos ya que suelen ser acústicos o de melodías tranquilas.

La voz de Wagner sonó como un instrumento más en la mezcla, al igual que “Bon Iver” en su último disco. Pero a diferencia de la cacofonía del post-Yeezus de Bon Iver, “Flotus” es diferente y preciosista como cualquiera de sus trabajos anteriores, a veces pareciendo música de vestíbulo del hotel, pero nunca perdiendo su sentido de la orientación.

Hicieron bromas sobre la complicada situación política de nuestro país y del suyo. Y también sobre lo bien que se come en España, ¡Cómo no!

Los asistentes comentaban que tanto vocoder llegaba a no agradar y es que esta nueva etapa del grupo puede no convencer a los amantes del sonido más puramente country de álbumes pasados.

El público, dormido o no, guardaba un silencio respetuoso que el propio grupo agradeció aplaudiendo en un signo de comunión perfecta.

No querían hacer bises y decidieron tocar dos canciones más para no tener que volver a salir, pero la gente demandó que salieran una vez más. Estaban a gusto y se notaba.

Kurt Wagner, excepcional, junto a sus músicos enseñaron lo que Lambchop es, una fábrica de belleza que encuentra en el estado casi comatoso su razón de ser, más allá de corsés estilísticos. Crónica por Patricia Anadon para El Mundo de Tulsa. 




0 comentarios:

 
El Mundo de Tulsa © 2012 | Designed by Rumah Dijual, in collaboration with Buy Dofollow Links! =) , Lastminutes and Ambien Side Effects
Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips